Maneras originales de servir el helado si tienes invitados

Pink Albatross
10/11/2021

Si hay algo que caracteriza a los helados… ¡es que gustan a prácticamente todo el mundo! Y si además son veganos y están hechos con ingredientes naturales como los de Pink Albatross, pueden ser consumidos incluso por personas con intolerancia al gluten, a los huevos o a los lácteos. ¡Todo son ventajas!
Invitar a amigos y familiares a pasar un rato en nuestra casa es un placer sencillo y único, que nos conecta con los demás en un entorno tranquilo y de confianza. Tanto si has preparado todo un menú casero para ellos como si solo habéis quedado para tomar algo, poner un helado sobre la mesa siempre gusta a los invitados. A continuación te contamos varias formas de servirlo para que sea interesante y divertido. ¡No te las pierdas!

Los cucuruchos, todo un clásico

Una solución muy sencilla a la hora de servir un helado fuera de su tarrina es poner una o varias bolas en los clásicos cucuruchos de oblea. Hoy en día los venden de forma independiente en la mayoría de tiendas de alimentación, y solo necesitas unos minutos para prepararlos antes de llevarlos a la mesa. 
Con este método puedes jugar a combinar bolas de diferentes sabores y a repartirlas aleatoriamente entre los invitados. Si entre ellos hay niños, además, verás de qué manera tan fácil se crea un ambiente divertido donde todos quieren probar los sabores de los demás. ¡Y quién sabe, quizá encontréis una combinación sorprendente que enloquezca a vuestro paladar!

Crea un centro de mesa con toppings

En los últimos años han surgido tendencias como la del frozen yogurt, que se basa en añadir toda una serie de complementos a una base de yogur frío. Para aplicarlo al caso de los helados que quieres servir a tus invitados, te recomendamos que primero montes un gran centro de mesa con los toppings que vas a ofrecer. Al principio, nadie entenderá qué está sucediendo, ¡pero ahí radica la magia!
Para ello, usa una o varias bandejas para colocar pequeños cuencos de cristal; así toda la mesa verá fácilmente lo que hay en ellos. Después, llena cada cuenco con un buen puñado de un solo topping: pueden ser desde trocitos pequeños de kiwi, fresa o melón, hasta frutos secos, mini galletas, gominolas (de las saludables), virutas de chocolate, cereales… ¡Todo lo que se te ocurra! Lleva estas bandejas a la mesa y, finalmente, sirve un bol bien grande con helado a cada invitado y explícales que pueden echarse todo lo que les quepa en el plato. ¡Que aproveche!

 Acompáñalos de dulces caseros

Si te encanta cocinar y quieres darle un toque personal al postre, existen una infinidad de recetas que puedes preparar y que maridan de lujo con todo tipo de helados. Una apuesta segura es la de hornear galletas, que pueden servirse después debajo de una bola de helado o “clavadas” en ella. 

Otra idea es hacer un delicioso brownie vegano y colocar un trocito debajo de cada bola de helado. Puedes meter el brownie unos segundos en el microondas antes de hacer el montaje, para que el helado se derrita poco a poco y produzca un bonito efecto. Finalmente, también conseguirás una buena combinación al poner tu helado favorito sobre gofres o tortitas caseras.

No hay una única forma de servir helado a los invitados, y con un poquito de imaginación podemos crear un ambiente divertido entorno al postre. A nosotros nos encanta compartir las cosas buenas de la vida, ¡y si es junto a nuestros helados todavía mejor!