Beneficios de no usar leche para la elaboración de nuestros helados

Pink Albatross
23/06/2021

La leche es un ingrediente básico para preparar helado. ¿O no? En Pink Albatross hemos demostrado que es posible preparar helados sin leche y sin renunciar a una cremosidad única. Y es que, que no te siente bien (o no quieras) tomar leche no significa que no puedas disfrutar de un buen helado. Te contamos todos los beneficios que eso tiene para tu salud, para el planeta y … ¡para tu paladar!

Una alternativa perfecta para las personas intolerantes a la lactosa

Si cuando te anunciaron que eras intolerante a la lactosa solo pensabas que no volverías a tomar helado, es momento de apostar todo al rosa. ¡Nuestros helados son perfectos para ti! No contienen ni una pizca de lactosa. De hecho, ¡son 100% veganos! Así que puedes estar tranquilo disfrutandolos siempre que te apetezca. Eso sí, lo que no te aseguramos es que puedas parar de comerlos antes de que se acabe la tarrina.

Cremosidad 100%

¡Que no te cuenten cuentos! En Pink Albatross hemos demostrado que no se necesita leche de vaca para que un helado sea cremoso. Gracias a ingredientes como el coco y la pasta de anacardos es posible conseguir una cremosidad espectacular y única. Así que, si no quieres o no puedes tomar leche, olvídate de renunciar a la cremosidad.

¡Mejor para tu salud!

No lo decimos nosotros, sino diferentes especialistas en nutrición y salud. Consumir grandes cantidades de productos lácteos puede tener consecuencias negativas para nuestro organismo. Por ejemplo, trastornos digestivos, generados por la caseína, la principal proteína de la leche o la aparición de alergias alimentarias. Teniendo esta información, ¿por qué no elegir helados sin leche?

Mejor para el planeta

Si bien el consumo de leche no afecta tanto a la salud del planeta como lo hace la carne roja, cambiar los productos lácteos por vegetales es un buen paso para ayudar al medio ambiente. Para que te hagas una idea, la revista Science comprobó en el año 2018 que las emisiones de gases de efecto invernadero de los lácteos son tres veces mayores que las de la leche vegetal. No hay duda, ¡es momento de pasarse a los helados plant-based!

Son muchos los beneficios de disfrutar de un helado sin leche. ¿El mayor de todos? ¡Disfrutar de un sabor único y refrescante! ¿Ya has probado todos nuestros helados?