¿HELADO EN INVIERNO? Por supuesto. Y si es vegano, mejor.

¡Claro que sí! Te contamos las propuestas más interesantes para que puedas disfrutar de tu helado 100% vegetal Pink Albatross también en invierno. Y además te enseñamos una receta deliciosa de Helado de Mango que hemos probado estas navidades. Acomódate en el asiento que empezamos.

IDEAS PARA COMER HELADO EN INVIERNO

Gracias a Elisa, de Madrid Vegano, te hemos adelantado algunas ideas para comer helado en invierno en su portal de noticias. Pero queremos ampliar ¡y leer las tuyas!

1.    Elige tu sabor Pink Albatross favorito, dispón dos bolitas en un cuenco y calienta chocolate, un poco de mermelada de frutas o una salsa de crema de cacahuete casera y échala por encima.  Y ya está. Disfrutar a solas o en compañía.

2.   ¿Es para una ocasión especial? Si es así, te recomendamos planificar las recetas con un poco más de tiempo.

3.   La clave está en las combinaciones: el contraste frío – calor siempre es un acierto. Por ejemplo: un brownie recién hecho con una bola del sabor straccia- coco. Aquí tienes una receta sin huevos y sin gluten que puedes probar en tu casa.

4.   Otro ejemplo sería el chocolate caliente a la taza, mejor que compres un chocolate de buena calidad y de comercio justo y utilices agua o una leche vegetal sin edulcorar. Le añades una bola de nuestro helado de avellana y creerás que estás en el paraíso al primer sorbito.

5.   Si estás en Cataluña, son muy típicos los panellets, así que te proponemos una cama de helado cremoso de chocolate con algunos de estos pequeños dulces por encima. La combinación es deliciosa.

6.   Igual que si eres aficionada al roscón navideño. El azahar es lo que le da el sabor característico a su olor afrutado y de aspecto esponjoso. Roscones típicos se pueden comprar en todos lados, pero en Madrid Vegano han hecho una lista de los roscones aptos para personas veganas que podéis encontrar en la capital. También hay opciones para la gente celiaca en Celicioso, Celikatessen o Tot D’Una. Sea como sea, prueba a servirlo con avellana, chocolate o straccia-coco, el que más te guste a ti.

Cookies veganas con Helado Pink Albatross

7.   ¿Tienes ganas de ponerte manos en la masa? Te dejamos esta otra receta de galletas para poder hacer sándwiches de helado con ellas.

8.   Por último, después de los excesos toca volver a cuidarse. Así que te proponemos un delicioso smoothie de frutas para después de entrenar. Solo tienes que mezclar: Media taza de espinacas frescas (quítales el rabito si tu batidora no es muy potente), un vaso grande de leche de soja sin edulcorar (la parte proteíca) o una leche vegetal de tu gusto, una bola de helado de mango, un plátano maduro y pequeño, un puñado de frutos silvestres (moras, arándanos, frambuesas…) y si tienes mantequilla de cacahuete, de anacardos o de almendras ponle una cucharada para darle extra de proteína y de sabor. Haz las combinaciones que más te gusten y si necesitas un extra de dulce, ponle dos bolitas de helado de mango en un lugar de una.

¿Qué te han parecido? Por supuesto, los clásicos nunca mueren: un buen barquillo con la combinación de tus helados favoritos o el ya tradicional banana Split con un poco de caramelo y nata montada. Las combinaciones, como los gustos, son infinitas.

RECETA DE SORBETE

Sorbete de mango y cava. Receta de @wecake3c

2 bolas de helado de mango de Pink Albatross por persona + un vasito de cava. Decorar con hierbabuena o menta y unas frambuesas congeladas.

¿No bebes alcohol? ¡Prueba a cambiar el cava por Kombucha! Experimenta también con los más peques de la casa. La Kombucha es una bebida o té fermentado, de ligero sabor ácido, que es una buena alternativa a los refrescos industriales típicos y que tantos ingredientes – de los que no se pueden dibujar- contienen.

Estamos deseando ver tus ideas para comer helado en invierno, en esta parte del hemisferio, claro. Ya llegaremos a otras latitudes con Pink Albatross pronto. Cuéntanos, ¿comes helado en invierno tú? ¿Cuál es tu receta favorita?