La ley de la pureza helada

Pink Albatross
25/06/2021

La Ley de Pureza Helada, inventada por nosotros y establecida como un estándar de obligado cumplimiento, previene que ninguna receta agregue impurezas, ingredientes artificiales, conservantes, gluten, soja, huevos ni lácteos. Sabemos que nuestra receta es aún mejorable; nuestra causa y propósito nos ayudarán a no dejar nunca de mejorar para ofrecer siempre algo mejor. Se trata de asegurar para nosotros y nuestros descendientes pingües beneficios de satisfacción y… ¡consciencia!

No trabajar con ingredientes inaceptables

Esto es lo que denominamos “Clean Label”: todos nuestros ingredientes deben ser reconocibles y tratados únicamente a través de procesos naturales como la presión física, el calor, la fermentación y la destilación. Dos líderes de alimentación en USA, ‘Whole Foods’ y ‘Panera Bread’, han emitido una lista de ingredientes inaceptables con el que no pueden trabajar aquellos que quieran ser sus proveedores.

En esta lista figuran ingredientes como mono y diglicéridos de ácidos grasos, maltodextrina y carragenano. Para Pink Albatross esta lista ha servido de inspiración para no albergar desde el primer día ninguno de estos ingredientes en nuestros helados. Para nosotros cada ingrediente es un héroe, no los escogemos con fines de marketing, sino que son el resultado de una búsqueda infatigable hasta que damos con el idóneo. Buscamos, buscamos y buscamos hasta encontrar el ingrediente perfecto para cada sabor y darle así al paladar, el cariño que se merece.

Artesanía industrial

La Ley de Pureza Helada nos exige hacer uso de lo que nosotros llamamos artesanía industrial, es decir, una vez seleccionado el mejor ingrediente y usado en abundancia sin sustitutos, usamos solo procesos industriales para producir más cantidad de un producto superior en cuanto a textura, sabor y duración en el tiempo (vida útil del producto) pero no para alterar su naturaleza. Sabemos que nuestra forma de trabajar encarece nuestros procesos y materias primas, pero este es el ideal por el que luchamos; entregar mejores productos que no renuncien al placer.

Who said pink can’t be punk?

El nombre de nuestra compañía es RETHINK FOODS COMPANY. Menuda responsabilidad. Esto supone una evolución de los preceptos asumidos por el tiempo, una crítica al sistema y una invitación a re-descubrir lo natural y lo bueno de verdad. ¡Permitir espacio para las cosas buenas y la actitud de mejora constante es lo que nos llena de optimismo! Por eso disfrutamos cambiando el concepto y los procesos de la alimentación tradicional.